Saltar al contenido

Estufas eléctricas de pared

Las estufas eléctricas de pared se tratan de pequeños aparatos, generalmente usados con el propósito de calentar los cuartos de baño, ya que permiten climatizar el espacio antes, durante y luego de tomar un baño.

Tipos de estufas de pared eléctricas

Asimismo, destacan por ser sistemas de calefacción fáciles de usar, capaces de calentar en poco tiempo las estancias y consiguiendo un excelente rendimiento.

Se instalan con gran facilidad y tienen un precio bastante asequible, tanto de compra como de ejecución; por lo que suelen ser muy demandadas para calentar inmuebles que no suelen  calentarse a través de calefacción central, o donde hay algunas estancias a las que no llega la calefacción central y si lo hace, no tiene suficiente rapidez.

De resistencia infrarroja

Destacan por contar con 1-2 barras, las cuales se calientan hasta ponerse al rojo vivo, momento en que el calor comienza a dispersarse para calentar las estancias.

De aire

Consisten en modelos similares a los sistemas de aire acondicionado y en realidad, poseen un funcionamiento bastante similar; aunque a nivel interno disponen de unas resistencias las cuales se calientan para aplicar cierto aire, y para calentar el espacio donde se encuentran.

¿Cuáles son sus ventajas?

Su mayor ventaja consiste en la seguridad, ya que suelen ubicarse en zonas elevadas, tan cerca del techo como sea posible. De este modo, podrán mantenerse aisladas del agua, lo cual ayuda a reducir el peligro que podría suponer que tengan contacto con alguna salpicadura.

Asimismo, cuentan con una excelente potencia, la cual pese a no ser demasiada alta, es perfecta para ayudar a calentar estancias pequeñas, de modo que posee un consumo bastante reducido.

Por lo general, consisten en estufas que se encuentran directamente conectadas con la luz, por lo que siempre se mantienen enchufadas; aunque cada usuario podrá conectarla y/o desconectarla presionando un cordel.

Seguridad de las estufas de pared

Del mismo modo que en el caso de cualquier otra clase de estufas, resulta preciso garantizar la seguridad de la estufa eléctrica de pared.

Para esto hay que asegurarse de mantener lejos de ella cualquier tipo de objeto inflamable, y cerciorarse de que la estancia donde se encuentra cuente con una buena ventilación.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el precio de estas estufas?

Hoy en día es posible encontrar modelos básicos con un precio aproximado de 15-20 euros, y otros más potentes cuyo coste pude ser de 50 euros, o superar los 100 euros.

¿Son fabricadas por buenas marcas?

¡Sin duda! Algunas de las más conocidas son Cecotec, Orbegozo y HOMCOM.

¿Dónde se pueden ubicar?

Los fabricantes aconsejan colocarla, por lo menos, a unos 14 centímetros del suelo o la pared que se encuentre más cerca.