Saltar al contenido

Estufas leña con horno

Las estufas de leña son dispositivos que ofrecen  ese calor que tanto se desea en el hogar. Y es que con el diseño correcto y con un horno integrado, podemos tener un objeto decorativo hermoso y además funcional en nuestra vivienda.

Funcionamiento de las estufas de leña con horno

Hoy en día es posible encontrarlos en diferentes formas y tamaños, y gracias a ellas es posible obtener un calor natural, placentero y algo que está muy de moda: un objeto súper ecológico dentro del hogar.

Para elegir la estufa perfecta se debe tener en cuenta que las estufas de leña poseen un arranque de energía renovable, siendo esta herramienta la madera, siempre y cuando su producción tenga lugar dentro de escenarios sostenibles, es decir debe haber un proceso continuo de tala y replantación.

Su trabajo es simple, emitir el calor generado a través de la combustión de la madera,  aparte de que si se requiere utilizar el horno también será posible hacerlo.

Otra cosa a considerar y que permite evitar inconvenientes, es que su instalación escasamente demanda realizar grandes obras.

No obstante, resulta preciso la instalación de una salida de humo, la cual tiene que ser de forma vertical (en dirección al tejado), aunque según el modelo, podría tener un cubierta que no obstruya dicha salida.

Estas estufas de leña con horno reflejan una idea perfecta y muy acertada para calentar estancias apartadas, de aproximadamente 25-100mt cuadrados, siendo ideales para pisos y viviendas pequeñas.

Asimismo, destacan por funcionar perfectamente como un horno a leña. Otro uso que se le da, es poder mejorar los sistemas de calefacción dentro de las habitaciones más frías del  hogar, por ejemplo, el sótano.

Un dato que no puede faltar, es que hay que contar con una distancia de seguridad, este espacio de seguridad debe medir por lo mínimo un metro entre las estufas, este metro de distancia o seguridad es para los muebles, ventanas y cortinas.

También otro factor a considerar es que la pared en donde se colocará la estufa no debe ser inflamable (pladur, madera, etc.).

Además, conviene añadir una placa protectora a la pared antes de colocar la estufa, e incluso ubicarla en el medio de la habitación, dándole así un valor agregado de diseño, o también puede colocarse en espacios exteriores.

Mantenimiento para las estufas de leña con horno

Encender este tipo de estufas suele ser bastante simple. Por lo general, lo principal que recomiendan los expertos es aspirar las cenizas generadas del uso previo (algunas estufas más modernas tienen el cajón extraíble para las cenizas que facilita esta tarea), pero siempre será posible aspirar las cenizas desde adentro.

Un dato importante es que en estas estufas con horno no se puede usar productos que active la combustión.

Esas famosas pastillas de encendido no son la mejor opción para estos casos, sino que la forma más aconsejable de encender la leña es colocarla de menor a mayor, en forma de triángulo.

La mayoría de las estufas contienen los tiros, que deben abrirse para crear una corriente de aire de abajo hacia arriba, la cual acelerará el fuego. De esta forma, ingresando el aire a través de los enrejados de abajo y saliendo por la chimenea, la estufa con horno de leña funcionará perfectamente.

Otro dato interesante es que una vez que el fuego este encendido, en ese momento se deberá ingresar la leña de mayor tamaño, y luego cerrar los tiros, así se podrá evitar que el fuego se consuma rápidamente.

De esta manera se podrá obtener un calor constante tanto para climatizar la habitación como para el horneado, si se desea usar de esa manera.

Conviene siempre utilizar guantes protectores, y también usar productos químicos para limpiar el tubo de escape de aire, ya que al quemarse en la misma estufa auxilian con su lavado.

Tipos de estufas de leña existen hoy en el mercado

En primer lugar están las estufas de acero, las cuales son más livianas y baratas en comparación con las de hierro fundido, donde expertos afirman que este tipo de estufas pueden calentar el hogar velozmente.

Otra características es que él calor tiende a  subsistir durante más tiempo. Con estas estufas no se necesita realizar ninguna obra o remodelación que no sea la de la salida de aire para el humo.

Su acero es un de material refractario y son capaces de soportar temperaturas sumamente altas, llegando a calentar habitaciones de entre 25-90 metros cuadrados fácilmente.

Además, están disponibles en una gran variedad de diseños, colores y estructuras dentro del mercado actual.

Asimismo, también están las estufas que son totalmente de hierro fundido, este tipo de sistemas de calefacción destacan por ser bastante duras y perdurables; además, funcionan perfectamente para calentar cualquier tipo de estancia.

Existen en una enorme diversidad de formas y diseños realmente atractivos.

Todas estas estufas de leña suelen tener horno, y son las más viables y decorativas para cualquier tipo de hogar, siendo totalmente posible disfrutarlas durante un largo tiempo.

Preguntas frecuentes

¿Las estufas de leña con horno emiten Co?

Las emisiones de CO de este tipo de estufas resultan bastante reducidas, aproximadamente en un 0,09%.

¿Estas estufas pueden ser perjudícales para la salud?

Regularmente poseen una chimenea para restar sus impactos sobre la salud y el ecosistema, que suelen causar los fogones convencionales.

¿Dónde conviene ubicarlas?

Las estufas de leña con horno podrían colocarse claramente en el suelo, tendidas sobre la pared, con patas, e incluso encima de alguna repisa.